viernes, 30 de septiembre de 2022

Curupao

 


Curupao


Guayaba roja

De la montaña verde

Amarillo cambur


Sobre flores naranja

Mariposas azules


Li Tao Po

VABM 30/Sep/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/09/30/curupao/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1664556404441.pdf


Curupao es un río en la ciudad de Guarenas en el estado Miranda de la República Bolivariana de Venezuela



miércoles, 28 de septiembre de 2022

A veces, sin querer

 



A veces, sin querer


A veces, sin querer

tropiezo en el espejo

con la figura de una mujer

que algo quiere recordarme

Pero dista mucho de la que recuerdo


Esa que veo

me trae a la memoria el tiempo

el carcomer de la vida

Me retrotrae a muchos instantes

queriendo salvar algunos


Pero al final

queda ella impávida

y sorprendida de sí misma



Elia M. Alonso H.

28/09/2014


https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10152470059358925&substory_index=0&id=550538924

https://riistas.wordpress.com/2022/09/28/a-veces-sin-querer/

https://acrobat.adobe.com/link/track?uri=urn:aaid:scds:US:b2359871-ff34-38cd-b07f-282ab20384b8

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/aveces2csinquerer.pdf


lunes, 26 de septiembre de 2022

Una flor de papel

 


Una flor de papel

Acostumbro tomarle fotos con el teléfono a las cosas que me llaman la atención, ayer le tomé fotos a una flor (que creí plástica) pero hoy, ampliándola para ver en detalle la hojas secas que están a la derecha, noté que esta hecha con papel, creo que de una revista. El nombre Paul Valéry llamó mi atención.

Lo busqué con Google, y la Wikipedia tiene esto acerca de él:

https://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Val%C3%A9ry

Donde leo que él encontraba en:

1. El arte: la única cosa sólida.

2. La metafísica: nada más que necedad.

3. La ciencia: una potencia demasiado especial.

4. La vida práctica: una decadencia, una ignominia.

También ahí me entero de que:

En la noche del 4 al 5 de octubre de 1892, ocurrió en su vida una crisis que se conoce como la Noche de Génova, por haber sucedido en esa ciudad portuaria. El hecho comenzó a gestarse en junio de 1891, cuando Valéry se cruzó por azar en la calle con una mujer catalana, de la cual quedó prendado. Era una mujer diez años mayor, a quien volvió a ver en otras ocasiones pero sin atreverse a abordarla. Según el testimonio de su amigo Henri Mondor, “su languidez, el ligero balanceo de su talle, sus trajes de amazona y una coquetería de turbadora soltura lo habían herido y luego enamorado, cada día más, con desgarramientos, obsesiones, presagios extraños. Apenas sabía su nombre. Ella a él no lo conocía.” En una carta posterior a Guy de Pourtalès, Valéry le confió: “Creí volverme loco allí en 1892, en cierta noche blanca —blanca de relámpagos— que pasé sentado deseando ser fulminado”. Y en otro texto más o menos contemporáneo del suceso: “Noche infinita. CRÍTICA. Quizá efecto de esta tensión del aire y del espíritu… Me siento OTRO esta mañana. Pero —sentirse Otro— esto no puede durar. Ya sea que uno vuelva a ser, y que triunfe el primero; o que el nuevo hombre absorba y anule al primero”.

Se trataba, como señala Charles Moeller, de algo semejante a la “noche” de Paul Claudel en Notre-Dame, cuando se convirtió; a la de Brasillach en Toledo; fundamentalmente a la de Pascal. El último texto de Valéry citado (“Noche infinita. CRÍTICA…”) se emparenta con el Mémorial pascaliano (ese trozo de papel en que el filósofo de Port-Royal escribió los detalles de su revelación y que llevó cosido en su chaqueta hasta su muerte). Pero para Moeller “la noche de Valéry no fue ni de amor humano ni de amor divino; ni siquiera sentimiento de presencia de cualquier clase: fue espanto, descubrimiento de la vanidad radical de toda su vida anterior. Noche mística, pero bajo el signo de la nada”.

No sé si es apropiado comparar estas experiencias con un Satori (悟り) (https://es.wikipedia.org/wiki/Satori)

Aquí se puede ver la nota que Blaise Pascal llevaba siempre cosida a su chaqueta:

https://wp.me/pc5Cp-2F

En:

https://filosofiaenlared.com/2022/06/blaise-pascal-y-el-asfixiante-horror-vacui/

Leo:

físico y matemático, pero sus geniales pronunciamientos filosóficos no se quedan atrás. Siendo un precursor existencialista, Blaise Pascal es un hombre que en sus delirios tiene mundos por decirnos. Uno de los conceptos centrales tanto en su matemática como en su filosofía es el del vacío. Alrededor del año 1647 sería capaz de probar satisfactoriamente la existencia del vacío, cosa en la que Descartes no creía, y fue así como cruzaron caminos, pues le visitó durante dos días para explorar su teoría.,

Creo que el poema más famoso de Paul Valéry es “El cementerio marino”

Me impresionan unas líneas de su poema “Esbozo de una serpiente”

¡Sol, Sol!... ¡Mentira resplandeciente!

Tú, Sol que a la muerte la enmascaras

Bajo el azul y oro de una tienda

do celebran consejo las flores

Por entre impenetrables placeres,

¡Tú, el más fiero de mis cómplices

Y de mis trampas, la más aguda,

Protege a los corazones para

Que nunca sepan que el Universo

Es un defecto, allí en la pureza

Del No-Ser!

No sé si ese No-Ser es comparable al Wú 無 无

En:

https://filosofiadoinicio.com/es/2021/10/meliso-de-samos.html

Se puede leer que Meliso de Samos escribió:

[El ser] siempre fue lo que fue y siempre será, porque si hubiera sido generado, antes de ser generado no sería nada. Pero si nada fuera, nada podría generarse a partir de la nada. Y que Por lo tanto, para él, sería absurdo afirmar que el ser tiene un origen en el tiempo. El ser es eterno y uno, siempre fue y siempre será, sin principio ni fin. El ser es ilimitado.

Este tema también es tratado en el primer capítulo del TAO TE KING (El libro del Camino y la Virtud) de Lao-Tse

I

El Tao que puede ser expresado no es el verdadero Tao. El nombre que se le puede dar no es su verdadero nombre. Sin nombre es el principio del universo; y con nombre, es la madre de todas las cosas. Desde el no-ser comprendemos su esencia; y desde el ser, sólo vemos su apariencia. Ambas cosas, ser y no-ser, tienen el mismo origen, aunque distinto nombre. Su identidad es el misterio. Y en este misterio Se halla la puerta de toda maravilla.

Ahora bien, lo más parecido al descubrimiento de la vanidad radical de toda mi vida anterior, que me ha pasado, sucedió cuando conocí a Elia la de Guatire, la canaria, la de Catia, la del río del ingenio. Esa, cuyo perfil reproduzco a continuación:




A ella no le interesaba mucho lo que Lao-Tse, Meliso de Samos, Blaise Pascal, o Paul Valéry pudieran haber llegado a escribir acerca de la nada, ella hacía talismanes con semillas y muñequitas negras de trapo, y estoy seguro de que hubiera podido hacer flores de papel también, y no le quedaba mucho tiempo para filosofar.

A ella no le gustaba que se encerrara a los pájaros en jaulas, ni que a las flores las arrancaran de las matas, y me demostró que los ríos no tienen dueños pero se pueden regalar.

Pronto hará un año que regresó al reino sutil de los taoístas, creo que a ella no le hubiera gustado que yo escribiera acerca del vacío de su ausencia, así que no lo voy a hacer, solo debo celebrar haber tenido la suerte de conocerla y de haber tenido un cajón en el escaparate de su corazón 😀

Ella escribía a mano poemas secretos que se olvidaba de pasar en limpio y los borradores se le perdían. Yo solo escribo desde que puedo disponer de un corrector de ortografía y me la paso publicándolos en la web para que no se me pierdan.

No me gusta hablar de ella en tiempo pasado, le voy a dedicar el poema que le vaya a poner a la foto de la flor de papel, ya usé la foto de su perfil con otro texto.

Para Elia

No se puede escribir una mariposa

Es lo mismo hacer flores de papel

Hacemos talismanes y modelos pero

Hasta mis poemas son artificiales

Li Tao Po

VABM 25/Sep/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/09/25/una-flor-de-papel/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1664208902671.pdf

Anexo abajo, sin permiso, algunos poemas de Paul Valéry y la reseña que encontré en:

http://amediavoz.com/valery.htm

poesia@amediavoz.com

Paul Valéry

Reseña biográfica

Poeta, ensayista y filósofo francés nacido en Séte en 1871.

Al terminar la escuela básica ingresó a la Facultad de Leyes de la Universidad de Montpellier, estudios que interrumpió poco tiempo después para viajar a Paris donde inició la carrera literaria. Interesado en el movimiento simbolista, fue miembro regular de las tertulias de Stéphane Mallarmé, alternando su vocación poética con un trabajo como redactor en el Ministerio de Guerra. Publicó en 1917 su primer libro de poemas bajo el título de "La Joven Parca", seguido de "Cementerio Marino" en 1920 y "Album de versos antiguos" en 1921.

En 1925 fue elegido miembro de la Academia Francesa, y a pesar de su aclamación por parte de la crítica, decidió dejar la poesía para dedicarse por completo al ensayo, las matemáticas y la pintura, condensados en una publicación de veinte volúmenes en 1945.

Falleció en Paris en 1945.q 


sábado, 24 de septiembre de 2022

Whitish daytime moon

 


Whitish daytime moon

Above all Upon world

Far from earth noice

Li Tao Po

VABM 24/Sep/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/09/24/4093/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1664072175369.pdf


The War of Humans

 



Introduction

When people spend more time in the Amplified Virtual Synthetic Reality (AVSR) than in the reality they can engage with their senses without instruments.

 After the plague of 2253 and the world war it caused.

 When a biology student who wrote poetry be the Prophet whose designs bots and humans are sure to interpret better.

 Only then will we be able to participate in wars to shape reality, not only on this planet, but we will try to attract the attention of the martians, and their friends or enemies.

 Humans are like that, and it seems that bots too. We will do what we have to do so as not to get bored.

 We detest non-being, nothingness, emptiness. Not even The Prophet managed to understand what the pleasure of configuring reality is, but he never believed in what we call destiny and always recommended to try to be.

 Li Tao Po

 VABM Sep/2022

Store on Amazon

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/

Book on Amazon

The War of Humans

https://www.amazon.com/dp/B0BGBPHLJK/

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1664026775507.pdf

La Guerra de los Humanos

https://www.amazon.com/dp/B0BF5P7MYK/

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1663796970855.pdf

La lástima de los bots

https://www.amazon.com/dp/B0B9HH58R4

Demo https://riistas.files.wordpress.com/2022/07/demolalc3a1stimadelosbots.pdf

The Pity of Bots

https://www.amazon.com/dp/B0BB51R2BC

Demo https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1660805214195.pdf

This text continues the saga of:

Treaty of the good customs and virtues of the Martians

Book on Amazon

Spanish 

https://www.amazon.com/dp/B09Z6M9Y6L

Draft for the panas

https://riistas.files.wordpress.com/2022/04/tratadodelabuenascostumbresyvirtuesdelosmarcianos-24.pdf

Treaty of the good customs and virtues of the Martians

https://www.amazon.com/dp/B09ZGZFMZM

Draft for the friends

https://riistas.files.wordpress.com/2022/05/draftforthefriendstreatyofthegoodcustomsandvirtuesofthemartians.pdf


miércoles, 21 de septiembre de 2022

¿Qué día es hoy?

 



¿Qué día es hoy?

Una vez tomé mis vacaciones en un hotel de una isla muy bonita, me quería quedar un mes, pero solo tenía dinero suficiente para quince días, así que investigué la red de computadoras del hotel para ver si necesitaban algo que yo tenía, o les pudiera conseguir.

El hotel pertenece a una gran cadena de hoteles y sus sistemas son administrados desde la casa matriz, sin embargo era posible que les pudiera vender algún repuesto o arreglarles alguna falla, podría ofrecer precios, condiciones, y plazos de entrega competitivos si me hacía pasar como proveedor local.

El único proveedor local era una empresa que era propiedad de alguien que había sido presidente del hotel, le vendía papelería y suministros, principalmente papelería y tinta para las impresoras.

Los sistemas administrativos estaban actualizados a la última versión y los equipos no estaban sobrecargados, todo estaba funcionando bien.

Haciendo pruebas de intrusión, sin darme cuenta, le cambié la fecha al equipo contra el cual los demás equipos sincronizaban la hora. Me cansé rápido, estaba de vacaciones.

En el bar de la playa llené a capacidad el estómago de cerveza y cuando pedí que cargaran la factura del bar a la cuenta de mi habitación, el mesonero me dijo que había un problema con el sistema que los expertos de la casa matriz estaban trabajando para corregir, por lo que mi consumo tendría la fecha equivocada en mi estado de cuenta.

Regresé a mi cuarto, revisé la hora del servidor de hora, le corregí la fecha, y dormí más de doce horas sin tener que levantarme a ir a orinar.

Cuando me desperté, antes de ir al baño ordené mi desayuno al servicio de cuarto, estaba sediento y hambriento.

Cuando salí del baño, me demoré en la bañera hasta que el agua se enfrió, en la mesa estaba mi hermoso desayuno de campeón con un envase de dos litros de leche como lo había pedido. Había una nota que explicaba que debido a problemas con el sistema, el cargo de la factura de mi desayuno tendría la fecha mala debido a una falla que los expertos de la casa matriz estaban arreglando.

Revisé la hora del servidor de tiempo y vi que era primero de enero del dos mil trescientos. Eso ocurre cuando la batería del servidor de tiempo está agotada, esa batería es la que mantiene la hora del equipo cuando esta apagado. Usualmente los equipos nunca se apagan, y solo se reinician (se apagan e inmediatamente se vuelven a prender) en las actualizaciones y respaldos completos de los datos, pero si la batería está agotada, el reloj del equipo pierde la hora cuando se reinicia y cuando terminan de iniciarse los sistemas tienen la hora que por usa por defecto el fabricante de los equipos cuando no puede actualizar la hora.

Para mí es muy fácil imaginar a los expertos de la casa matriz tratando de conectarse a una computadora en una isla remota que cree que ellos están tratando de conectarse a ella desde el pasado o el futuro, porque no los va a dejar conectarse por motivos de seguridad.

Me explico, si las contraseñas hay que cambiarlas cada noventa días y yo me conecto con una máquina que tiene una fecha con diferencia de más de un año, la pobre máquina va a estar segura de que mi contraseña no está al día, y que probablemente ya caducó.

Hay otros temas de seguridad, por ejemplo para la cifrar las comunicaciones entre dos equipos es necesario que la diferencia de hora entre ambas no pase de cinco minutos.

Por motivos de seguridad estaba cerrado el puerto por el que se conectan los proveedores externos de hora, estuve de acuerdo con esa política de seguridad porque también por ese puerto se intentan conectar los hackers bisoños.

Cuando empecé a vaciar en el tazón con leche y bananas picadas el contenido de mi caja de tamaño extra plus de aritos de cereal cubiertos de chocolate supe que era mi día de suerte porque tenía de premio un juguete con forma de la nave espacial del vengador humano intergaláctico.

He tenido la fortuna de trabajar varias veces con empleados de la empresa que le lleva los sistemas a esa cadena hotelera. Son de una religión muy fraternal entre ellos, todos están seguros de ser los únicos que van a obtener sentencias absolutorias en el juicio final, donde se van a seleccionar los elegidos para vivir eternamente en el paraíso, tienen libros completos con todas las respuestas que hay que dar en los interrogatorios, y son estimulados por sus guías espirituales a siempre llevar consigo los apuntes con las respuestas a las preguntas más difíciles y comprometedoras, se han comprometido a darse testimonios favorables entre si, no sé si su Salvador va a regenerar la tierra o los va a llevar a otro planeta, pero en su revista abundan las ilustraciones de tigres y ovejas retozando en jardines donde reina la paz y la grama parece haber sido cortada por un manicurista.

No beben, ni fuman, ni bailan muy juntos, pero comen como si estuvieran preparándose para las hambrunas y guerras que predicen que habrá antes de que regrese su Salvador.

No es que ellos no le den trabajo a quienes no profesan su fe, lo que pasa es un asunto de confianza, ¿Puede uno confiar en alguien que no muestre interés en vivir en el paraíso, ni en ser inmortal? Solo lo malo puede esperarse de alguien así.

Almorcé en el restaurante más formal de ese hotel, no me gusta comer comida de rico estítico y en dieta, porque es muy poquito y muy caro, pero me quería hacer notar. ¿Qué día es hoy? Le pregunté en voz alta al mesonero que me atendió.

Cuando me trajo la factura el mesonero caribeño me explicó en creole que mi factura tendría una fecha en la que llevaría ya dos siglos muerto, me explicó contrariado que los expertos de la casa matriz todavía no habían podido arreglar una falla debido a que seguramente le daban prioridad a otros hoteles más grandes.

Cuando regresé a mi habitación a tomar la siesta aproveché para crear una empresa virtual en esa isla, le puse en la lista de servicios la reparación y el mantenimiento de computadoras de la marca de las del hotel, y también le puse la venta y reparación de equipos GPS que son los que sirven para obtener la posición en la superficie del planeta y a la vez son excelentes proveedores de la hora exacta.

También averigüé quien era el encargado de los sistemas del hotel, lo investigué en detalle. Resultó ser hijo del expresidente del hotel que era dueño de la empresa proveedora de suministros.

En el reloj de mi habitación era primero de enero del dos mil trescientos cuando me quedé dormido.

Mi hora favorita para mi primer cóctel es a las cinco y media, así que ahí estaba yo en el bar de la playa viendo el ocaso a través de los hielos de un vaso de ron con agua de coco. Se veía lindo.

Es tan breve la vida de un humano, pensé, porque me puse poético y filosófico al tercer vaso en menos de media hora, así que con mi teléfono me conecté a la red del hotel y le puse la fecha en primero de enero del dos mil quinientos al servidor de tiempo, y vacíe el cuarto vaso viendo morir al sol otra vez, mientras el reloj del bar indicaba un año nuevo que estoy casi seguro de que jamás celebraré.

Como a las once de la noche logré liberarme de la gravedad que me atraía, como un hueco negro, hacia la botella que estaba en mi mesa, porque me tomé todo el contenido, parece ser que el líquido es más magnético que el vidrio, pedí la cuenta, y la factura tenía la consabida advertencia de que los expertos de la casa matriz estaban trabajando arduamente para arreglar la falla.

La gravedad del planeta casi me impide llegar a mi cama, pero lo logré, y como estaba inspirado programé un reinicio del servidor de tiempo para las doce y media de la noche antes de quedarme dormido con la ropa puesta. Volví a dormir como doce horas sin necesidad de ir al baño.

Es muy interesante ver como se coordinan los diferentes equipos de personas que trabajan en conjunto armónicamente para solventar los diferentes aspectos de una falla.

La solución al problema de no tener papelería para imprimir las facturas que habría que anular y reimprimir después con la fecha correcta, seguramente estaría en manos del proveedor local de suministros.

La solución al problema de añadirle la leyenda a las facturas había sido dada con elegancia, eficacia, y eficiencia por el encargado de sistemas, pero él no podía, sin autorización de la casa matriz, modificar la hora de la red. Y cuando dicha autorización llegó, la ejecutó siguiendo las órdenes y bajo la supervisión de lo expertos de la casa matriz.

La solución al problema del reemplazo o reparación del servidor de hora estaba en manos de los expertos de la empresa autorizada por el fabricante de los equipos, que estaban en otro país esperando autorización para hacer el trabajo para el que estaban muy bien capacitados, habían propuesto que fuera realizado durante una tarde de viernes y tenían esperanzas de pasar un bello fin de semana con gastos pagos en el hotel esperando el primer vuelo de regreso el lunes. Claro que estaban dispuestos a durar en el hotel todo el tiempo que fuera necesario.

Si hubiera que reemplazar el equipo, un experto de la casa matriz estaba disponible y dispuesto a ejecutar todas las labores de reinstalación del software y los datos necesarios para garantizar el reinicio de las operaciones con total normalidad y seguridad, ya tenía la maleta lista con ropa para una semana con gastos pagos en un hotel del Caribe.

El jefe de los expertos en la casa matriz tenía que certificar el reinicio de operaciones antes de que se procesaran los pagos a los proveedores, su esposa y familia acostumbraban acompañarlo en esos agotadores viajes de trabajo en los que los proveedores trataban de obtener de él ventajas indebidas en la gestión de pagos, y como nunca habían estado en ese hotel y estaban de vacaciones escolares, estaban dispuestos a sacrificarse toda una semana.

Es muy importante la variedad en la alimentación, los aritos de cereal cubiertos con chocolate deben alternarse con otro tipo de cereal para no ocasionar el síndrome de monotonía alimenticia (SMA) que puede llegar en casos extremos incluso a originar inapetencia, yo acostumbro cambiarme a los aritos de cereal coloreados con cubierta solo de azúcar al primer síntoma de SMA, he llegado incluso a comer hojuelas sin azúcar con tal de evitarlo.

Un gerente de sistemas ve con muy malos ojos que un proveedor hable primero con su jefe antes de hablar con él, porque precisamente su labor es darle su experto consejo técnico al jefe, que no sabe mucho de temas técnicos y puede tomar una decisión favorable en términos económicos pero no en términos técnicos.

El problema es que a mí no me importaba con qué ojos me viera nadie, sobre todo después de saber que el presidente del hotel había consultado la lista de precios de los GPS de mi tienda virtual, y que había pedido cotización de los costos de instalación, también estaba buscando un laptop.

Respondí su solicitud de cotización con una oferta de un Sincronizador Universal de Tiempo (SUT) para la red del hotel, que incluye dos GPS, dos teléfonos, y dos computadoras personales, con la finalidad de obtener la debida redundancia para evitar interrupciones en el servicio de tiempo en caso de fallas. Ambos equipos, por cuestiones de seguridad, no deben estar en la sala de equipos, sino que uno podía instalarse en el yate del presidente del hotel.

Ese mismo día el hotel aprobó mi cotización y al día siguiente compré dos laptops, dos GPS, y dos teléfonos. Cuando me los entregaron (En el centro de datos del hotel y supervisado por el gerente de sistemas) configuré al servidor de tiempo de la red del hotel para que tomara la hora de los laptops, a los laptops para que tomaran la hora de los teléfonos y que en caso de falla tomaran la hora de los servidores públicos de tiempo, y al teléfono le configuré una conexión a la internet usando dos proveedores locales y la conexión wi-fi del hotel que el mismo gerente de sistemas se encargó de habilitar.

No hace falta que diga que tomé para mí un teléfono y un laptop de los nuevos y que mis equipos viejos (mediante los cuales tengo acceso a la red del hotel) están en la sala de equipos del hotel en un bastidor con una etiqueta bella que dice: SUT.

En el yate del presidente del hotel configuré en el laptop una conexión segura a la red del hotel a través de dos proveedores locales de telefonía, instalé el GPS y le copié los datos del teléfono viejo al nuevo.

El hotel resolvió el problema de la hora de los sistemas.

El presidente del hotel resolvió su necesidad de un GPS, y un laptop. Y además consiguió un teléfono nuevo.

El gerente de sistemas hizo un pedido grande de papel para las facturas para estar preparado para otra falla, y eliminó la nota de advertencia de las facturas con elegancia, eficiencia, y eficacia.

El jefe de los expertos en la casa matriz certificó la solución y detectó la necesidad de un SUT para la casa matriz. El laptop, el teléfono y el GPS de redundancia van a ser instalados en su carro.

Solo yo le pude explicar la función del GPS que está en el bastidor del SUT, lo tengo ahí como repuesto, y claro que si le consigo cliente lo puedo vender.

También para no correr riesgos innecesarios ordenó el reemplazo del servidor de tiempo, y de otros servidores por el último modelo.

El fabricante de los equipos puso a su disposición un yate para que descansara con su familia después del estrés que le causó la decisión .

Los expertos de la empresa autorizada por el fabricante y los expertos de la casa matriz reemplazaron los equipos sin interrumpir los servicios.

Varios viernes tuvieron que suspender por diversos motivos las labores hasta la semana siguiente, los vi esperar pacientemente en la playa, la piscina, las salas de baile y los bares.

0.15 Gold-Token por una cerveza en ese hotel puede ser parecer caro, pero yo que he analizado su estructura de gastos y costos, puedo asegurar que es lo mínimo que garantiza su operatividad. De todas maneras el mercado de ese hotel es gente de altos ingresos como yo, que cobro por el mantenimiento del SUT casi mil quinientos Gold-tokens mensuales.

Estaba en el bar de la playa en la celebración de la solución a los problemas de tiempo de ese hotel cuando surgió la discusión de hacia adónde estaban evolucionando las computadoras.

El presidente del hotel afirmaban que dado que cada vez eran más baratas y con mayor capacidad y velocidad de procesamiento, algún día nos dejarían desempleados a todos.

El jefe de los expertos en la casa matriz aseguraba que siempre va haber necesidad de alguien que las administre.

El gerente de sistemas estaba seguro de que siempre van a hacer falta programadores.

Los expertos de la empresa autorizada por el fabricante estaban seguros de que siempre las computadoras van a necesitar que alguien les haga mantenimiento y las repare.

Cuando me preguntaron a mí solo acerté a decir: Aleluya hermanos, eso escapa a nuestro nivel, pero con toda seguridad está en buenas manos y señalé hacia el cielo. Nadie osó contradecirme.

Li Tao Po

VABM 21/Sep/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/09/21/que-dia-es-hoy/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/quc3a9dc3adaeshoy.pdf

Este texto pertenece a: La guerra de los Humanos.

Tienda en Amazon

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/

Libro en Amazon

La Guerra de los Humanos

https://www.amazon.com/dp/B0BF5P7MYK/

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1663796970855.pdf

La Lástima de los Bots

https://www.amazon.com/dp/B0B9HH58R4

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/07/demolalc3a1stimadelosbots.pdf

The Pity of Bots

https://www.amazon.com/dp/B0BB51R2BC

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1660805214195.pdf

Este texto continúa la saga del:

Tratado de las buenas costumbres y virtudes de los marcianos

Libro en Amazon

Español

https://www.amazon.com/dp/B09Z6M9Y6L

Borrador para l@s panas

https://riistas.files.wordpress.com/2022/04/tratadodelabuenascostumbresyvirtudesdelosmarcianos-24.pdf

Treaty of the good customs and virtues of the Martians

https://www.amazon.com/dp/B09ZGZFMZM

Draft for the friends

https://riistas.files.wordpress.com/2022/05/draftforthefriendstreatyofthegoodcustomsandvirtuesofthemartians.pdf


ELLA

 



ELLA

Él iba hasta el centro de la ciudad solo para admirarlas, en un centro comercial, en el centro de la vitrina, en su propio pedestal, estaban las zapatillas deportivas más bellas que la civilización había logrado fabricar.

Filósofos, poetas, religiosos, ateos, pacifistas, músicos, guerreros, atletas, místicos y científicos, Etc. TODO el conocimiento humano había aportado su grano de arena para que la humanidad produjera esas zapatillas.

Él sabía admirar la perfección en el diseño y la belleza de esas zapatillas sin siquiera pensar en poseerlas. Once años de existencia en este planeta le habían enseñado que había cosas como los autos deportivos y los yates que estaban, y que muy probablemente estarían siempre, fuera del alcance de su presupuesto. Eso no le molestaba, ya estaba acostumbrado, y lo aceptaba como una verdad evidente que formaba parte de la realidad, como una catedral, un hospital o un cementerio. Tenía once años de experiencia en eso.

Luego estaban las cañas de pescar. El sabía que sería estúpido y ridículo usar una caña de pescar, como las que exhibían en la vitrina de esa tienda de artículos deportivos, en el río y las lagunas donde él acostumbraba pescar.

Primero porque el calamar de plástico que tenía esa caña como señuelo era más grande que los pescados que él había logrado atrapar.

Segundo porque, aunque él nunca había podido ir a ver al mar, estaba seguro de que esa caña era para pescar en el mar.

Tercero, por eso del presupuesto.

Cuarto, ya no me acuerdo.

Pero nada de eso le impedía admirar y disfrutar de la belleza y perfección del diseño de esa caña de pescar, sin necesidad de soñar en tener su propiedad.

Diez metros después estaba el telescopio, de verdad, a él nunca se le ocurrió ser el dueño de ese telescopio, solo se quedaba embelesado con la belleza de su diseño, admirado de lo que su civilización había logrado construir.

Lo mismo sentía por las bicicletas de carreras, las motos y otras muchas cosas que se exhibían en las vitrinas de las tiendas del centro comercial.

Podía vivir sin ellas, no las necesitaba, ni las deseaba. Algunas le serían incluso inconvenientes.

Definitivamente solo admiraba embelesado la belleza de sus diseños.

Igual le pasaba con las hamburguesas, las pizzas, los helados, los relojes de pulsera, las computadoras, los teléfonos celulares, los quesos importados y algunos libros ilustrados: Pura admiración por la perfección del diseño.

Entonces la vio. La vio a ELLA. Ahí estaba lo más bello que había surgido de este planeta, y supo que desde el primer unicelular, pasando por los dinosaurios, hasta llegar al que inventó los concursos de belleza, todo el reino animal había soñado con que algún día sus esfuerzos en la búsqueda de la belleza fructificarían en ELLA.

Notó que debería tener como diez años más que él, y por su teléfono y reloj sospechó que seguramente en su medio ambiente eran normales los yates y los autos deportivos.

También notó que le gustaban las zapatillas que le gustaban a él, y que las lucía un poco sucias y lo suficientemente desgastadas para demostrar que solo las había comprado para usarlas para lo que se usan los zapatos comunes y corrientes, que es caminar y a veces correr. La admiración por el diseño era secundaria y la propiedad era casual.

Casual es la palabra, Todo en ella era casual, no había en ella ninguna actitud premeditada, y si la tenía era esta: Ser lo mas bello que ha surgido del planeta es normal.

Mirando su reflejo en la vitrinas él se imaginó este diálogo:

--¿Que si se que soy lo más bello que ha surgido del planeta? Bueno, gracias, pero creo que exageras, debe haber un montón de chicas más bonitas.

--¿Que si solo voy a pescar al mar? La verdad es nunca he ido a pescar. No creo que me vaya a gustar

--¿Que si las zapatillas que tengo son el mejor diseño que ha logrado la humanidad? Son viejísimas, me las puse porque son muy cómodas y hoy tengo que caminar mucho.

--¿Que si tengo telescopio? No tengo, ni creo que vaya a tener uno jamás.

--¿Que si me gustan las hamburguesas, las pizzas y los helados? Claro, pero trato de comer sano.

--¿Que si tengo un auto deportivo o una moto de carreras? No sé manejar. Uso el transporte público casi siempre.

Al muy estúpido no se le ocurrió presentarse, ni preguntarle el nombre, ni se atrevió a hablarle y el diálogo imaginario lo acabo de inventar, como cuarenta años después.

Lo único que se le ocurrió fue romper por la mitad el billete de más baja denominación que encontró en su cartera y le entregó una mitad a ELLA, y sin decirle nada, irse si mirar atrás.

Aún conservo la otra mitad de ese billete. Lo guardo en la caja en la que guardo mis tesoros secretos.

Tiene escrito la fecha en que vi un hermoso diseño y por primera vez sentí que tenía necesidad de tener la propiedad a pesar de que con toda seguridad estaba más allá del alcance de mi presupuesto.

Si ELLA recuerda que hace más de cuarenta años un chico le dio la mitad de un billete y casi salió corriendo, puedo decir que con toda seguridad los reinos mineral, vegetal y animal han trabajado duro para volvernos a juntar, pero que eso sería más bello que lo que el planeta hasta ahora ha podido lograr.

Li Tao Po

VABM 21/Sep/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/09/21/ella/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1663813309074.pdf

Este texto pertenece a: La guerra de los Humanos.

Tienda en Amazon

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/

2 en Amazon

La Guerra de los Humanos

https://www.amazon.com/dp/B0BF5P7MYK/

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1663796970855.pdf

La Lástima de los Bots

https://www.amazon.com/dp/B0B9HH58R4

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/07/demolalc3a1stimadelosbots.pdf

The Pity of Bots

https://www.amazon.com/dp/B0BB51R2BC

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1660805214195.pdf

Estew texto continúa la saga del:

Tratado de las buenas costumbres y virtudes de los marcianos

Libro en Amazon

Español

https://www.amazon.com/dp/B09Z6M9Y6L

Borrador para l@s panas

https://riistas.files.wordpress.com/2022/04/tratadodelabuenascostumbresyvirtudesdelosmarcianos-24.pdf

Treaty of the good customs and virtues of the Martians

https://www.amazon.com/dp/B09ZGZFMZM

Draft for the friends

https://riistas.files.wordpress.com/2022/05/draftforthefriendstreatyofthegoodcustomsandvirtuesofthemartians.pdf


Somos sordos a eso

 



Somos sordos a eso


¿Esferas que giran espirales elípticas?

Somos sordos a eso

Como al ruido de las alas

De los altos pájaros a lo lejos


¿El metálico fragor de las aspas del reloj?

Somos sordos a eso

Raudo nos corroe

Como ácido el momento


¿El estruendo del giro del mundo

En este rincón del universo?

Somos sordos a eso

No levantamos la vista no miramos al cielo


¿El ronroneo de la luna diurna

Dormida entre el azul cielo?

Somos sordos a eso

No tenemos remedio


Li Tao Po

VABM 20/Sep/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/09/21/somos-sordos-a-eso/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1663803225001.pdf

Tienda en Amazon

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/

Libro en Amazon

La Guerra de los Humanos

https://www.amazon.com/dp/B0BF5P7MYK/

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1663796970855.pdf

Libro en Amazon

La Lástima de los Bots

https://www.amazon.com/dp/B0B9HH58R4

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/07/demolalc3a1stimadelosbots.pdf

The Pity of Bots

https://www.amazon.com/dp/B0BB51R2BC

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1660805214195.pdf

Este texto continúa la saga del:

Tratado de las buenas costumbres y virtudes de los marcianos

Libro en Amazon

Español

https://www.amazon.com/dp/B09Z6M9Y6L

Borrador para l@s panas

https://riistas.files.wordpress.com/2022/04/tratadodelabuenascostumbresyvirtudesdelosmarcianos-24.pdf

Treaty of the good customs and virtues of the Martians

https://www.amazon.com/dp/B09ZGZFMZM

Draft for the friends

https://riistas.files.wordpress.com/2022/05/draftforthefriendstreatyofthegoodcustomsandvirtuesofthemartians.pdf


Introducción a La Guerra de los Humanos

 



Introducción a la guerra de los humanos

Cuando la gente pase más tiempo en la realidad sintética virtual amplificada (RSVA) que en la realidad que pueden captar sus sentidos sin instrumentos.

Después de la peste del 2253 y la guerra mundial que originó.

Cuando un estudiante de biología que escribía poesía sea Él Profeta cuyos designios bots y humanos estén seguros de interpretar mejor.

Solo entonces estaremos en capacidad de participar en las guerras para configurar la realidad, no solo en este planeta, sino que trataremos de atraer la atención de los marcianos, y de sus amigos o enemigos.

Los humanos somos así, y parece que los bots también. Haremos lo que tengamos que hacer con tal de no aburrirnos.

Detestamos el no ser, la nada, el vacío. Ni El Profeta logró entender cuál es el placer de configurar la realidad, pero nunca creyó en eso que llamamos destino y recomendó siempre tratar de estar.

https://riistas.wordpress.com/2022/09/21/introduccion-a-la-guerra-de-los-humanos/

Tienda en Amazon

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/

Libro en Amazon

La Guerra de los Humanos

https://www.amazon.com/dp/B0BF5P7MYK/

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1663796970855.pdf

La Lástima de los Bots

https://www.amazon.com/dp/B0B9HH58R4

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/07/demolalc3a1stimadelosbots.pdf

The Pity of Bots

https://www.amazon.com/dp/B0BB51R2BC

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1660805214195.pdf

Este texto continúa la saga del:

Tratado de las buenas costumbres y virtudes de los marcianos

Libro en Amazon

Español

https://www.amazon.com/dp/B09Z6M9Y6L

Borrador para l@s panas

https://riistas.files.wordpress.com/2022/04/tratadodelabuenascostumbresyvirtudesdelosmarcianos-24.pdf

Treaty of the good customs and virtues of the Martians

https://www.amazon.com/dp/B09ZGZFMZM

Draft for the friends

https://riistas.files.wordpress.com/2022/05/draftforthefriendstreatyofthegoodcustomsandvirtuesofthemartians.pdf


domingo, 4 de septiembre de 2022

Bee

 



BEE


With It

The sun melt it's honey


In it

The forest slept it's flowers

So tomorrow wake up in fruits


Without It

Life would be totally bitter


Dedicated to the children of planet Earth


Edgar Bueno

https://riistas.wordpress.com/2022/09/04/bee/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/wp-1662306277856.pdf

Edgar's Book can be purchased here:

https://www.amazon.com/dp/B09MJFGZG4

The Book of Edgar demo can be downloaded here: https://riistas.files.wordpress.com/2021/11/demodellibrodeedgar-1.pdf

In the riísta blog are the first versions of some of the texts included in the book

https://riistas.wordpress.com/

This is the Edgar's page on the riísta blog https://riistas.wordpress.com/libros-de-edgar-bueno/

On the riísta Facebook page there are also many of the first versions of some of the texts included in the book 

https://www.facebook.com/Riistas1

Here is our manifesto

https://riistas.wordpress.com/manifiesto-riista-primer-borrador/

If you agree with at least 80% of our principles (you can propose improvements), whenever you want you can join the riístas group on Facebook

 https://www.facebook.com/groups/744203726523819


Abeja

 



ABEJA

Con ella, derrite

el sol su miel,

en ella, el bosque

duerme sus flores

para que mañana

despierten en frutos;

sin ella, la vida sería

totalmente amarga.


Dedicado a todas las niñas

y niños del planeta tierra


Edgar Bueno


https://riistas.wordpress.com/2021/02/20/abeja-2/

https://riistas.files.wordpress.com/2021/02/wp-1662299675435.pdf

El Libro de Edgar se puede comprar aquí:

https://www.amazon.com/dp/B09MJFGZG4

El demo del Libro de Edgar se puede descargar aquí:

https://riistas.files.wordpress.com/2021/11/demodellibrodeedgar-1.pdf

En el blog riísta están las primeras versiones de algunos de los textos incluidos en el libro

https://riistas.wordpress.com/

Esta es la página de Edgar en el blog riísta

https://riistas.wordpress.com/libros-de-edgar-bueno/

En la página riísta de Facebook también hay muchas de las primeras versiones de algunos de los textos incluidos en el libro

https://www.facebook.com/Riistas1

Aquí está nuestro manifiesto

https://riistas.wordpress.com/manifiesto-riista-primer-borrador/

si estás de acuerdo por lo menos con el 80% de nuestros principios (puedes proponer mejoras), cuando quieras te puedes unir al grupo de los riístas en Facebook

https://www.facebook.com/groups/744203726523819


sábado, 3 de septiembre de 2022

The Monsters of the City

 



The Monsters of the City

 The lights of the city illuminated white the background of the scattered clouds above it, the full moon was especially white that night.

 The poet had been thirsty for alcohol and wanted to smoke, to sit at a table, to eat food made by street food professionals, to talk to someone who seemed despicable enough not to cause him to contradict all the stupid things could say. Or teach him anything. He wanted to practice the courtly pleasure of discussing unimportant matters with someone irrelevant.

 He was at the south overlook, which was his favorite place to drink beer and eat hamburgers a thousand feet above the city, sitting at a table in the park.

 The problem was that only couples and groups who were interested in socializing only with themselves arrived at that place at that time.

 Below and ahead of him, behind the empty glass of his fourth beer and the remains of his second hamburger, the city night continued its routine of sirens and neon lights.

 --Is that chair free? He was asked by a guy about two meters tall and one hundred kilos in weight who was bringing two of the largest hamburgers, and two large glasses of beer in his hands.

 "Yes," he replied.

 The guy sat down and finished off a beer and a hamburger in less than a minute without looking up.

 "Nice night," he said before attacking the second burger.

 --Yes, the air is clear, you can see the lights of the port at the end, to the north.

 The guy got up and turned to look with the vase in his hand, turning his back on him and blocking his view of the city.

 "Yes, and the industrial zone to the east," added the poet.

 "Excuse me, I'll be right back," the guy said.

 The poet did not answer.

 When the guy came back with a double slice of cheesecake and a double mocha, he earned the poet's curiosity and even began to like him even though he was blocking his view of the city.

 Whenever he was on the south lookout he wondered how many interesting stories to tell were happening at that moment three hundred meters below, among the millions of electric lights.

 The guy dispatched the cake and coffee in the same time he had two gulps of beer.

 One hundref and fifty yards earlier, to the south, at the interstate turnpike, the traffic slowed a bit, but the steady stream of big trucks didn't slow down much at night, and the noise came to him like background music for a movie he wanted to make, and would be titled one day: “The city at night”

 "I'm going to stretch my feet a bit," the guy said, looking at a bit of mochachino that was left in his vase and stood up.

 Big truck driver, thought the poet.

  Nearby was a hotel with a large parking lot that was advertised as the favorite with drivers.

  The poet had been a driver for several years, and he knew that the prices and portion sizes of the food in the park were more appropriate than those in the hotel for a tired driver who wants to have a few beers before bed without leaving traces to the carriers and insurance companies.

  The guy came back with two large plastic beer glasses and sat with his back to him blocking out his favorite view of the city and said:

 --Down there at this very moment things are happening that would fill several movies of more than two hours with monsters and beautiful people.

 "Yes, I think the same," answered the poet when he recovered from his surprise.

 --Have you ever seen monsters?

 --Nope.

 -- I do, this is the third time.

 --Oh.

 "They're coming from above," the guy said, pointing his glass of beer at the sky, and then emptied it in one long gulp.

 --From other planets?

 --Yes--people come to the viewpoint to look down, but nobody looks up, there are more dangerous monsters up there.

 --I had never thought about it, but since there has never been evidence that beings from other planets have come, it does not matter much.

 --Do you think the government will inform you if beings from other planets visit us?

 --Of course, I can't imagine why they wouldn't.

 --Because the power. Imagine that you are on the beach the day the Spanish conquerors arrived on a Caribbean island. You should ally yourself with them. They needed translators and guides, business representatives, food providers.

 --Could be.

 --It is better to be on their side.

 --Excuse my curiosity, do you work for the government?

 --No, I'm a driver of large cargo trucks.

 --Oh.

 --And you?

 -- I am unemployed, I worked as a driver years ago, my license and my certifications have not expired, but because of my age they no longer give me that job. Before it was more laborious, you could not let go of the wheel. I started as an assistant, but they are no longer needed.

 ---Companies are already using autonomous vehicles that no longer even need a driver.

--Yes, I have seen that.

 --Insurance companies require a human assistant when the amount of the premium exceeds a certain value.

 --I did not know that, so you are the assistant and not the driver.

 --Yes, what I do is to supervise the guidance system, which is also being monitored by the transport company. Nobody really expects that I can correct a mistake, in fact I have to ask for authorization to take control, but I'm there, just in case.

 --Very well, answered the poet, avoiding yawning.

Do you know what a monster is?

 --I guess so, something very big, or disproportionate.

 --Yes, but not only the physical size, it can also be a feeling, an attitude, in short, a disproportion.

 --Yes, I agree.

 The poet realized that the guy didn't talk like a trucker's helper, and he began to worry because the guy talked like a detective.

 "If you want I can show you the last monster I ran over," he said after a loud belch.

 --Just seeing a photo is enough for me.

 The guy handed the poet his personal digital assistant.

 The poet flipped through about twenty photos of a gigantic black cricket, sliding his fingers across the screen.

 --This is the third time it has happened to me, the first was a yellow cockroach, the second looked like a mantis and this one looks a lot like a black lobster but about seventy kilos. They cut me off on the freeway. Nobody believes me, nobody cares.

 The first time I ran over a monster I took it to the highway police, as I have several friends there, they advised me to get rid of the remains because they did not want to fill out the forms and do the cumbersome procedures that must be followed.

 --What did you do with the remains of the yellow cockroach?

 --I had to incinerate them, the smell was of beef, not of insects.

 --Didn't it occur to you to make money publishing the news?

 --My friends from the highway police explained to me that the annual average of run over monsters on the southwestern highway is fifteen, and that in the city there are ten, they also told me that if I forced them to call the authorities, those in charge of these cases would make them work excessively, and that I would be detained during the investigation, which on average lasts six months.

 --What happened to you with the mantis?

 --The same thing, just untangling it from the wheels I spent about two hours, three wheels punctured, the smell was horrible.

 --It seems strange to me that those monsters always walk alone.

 --Everything happens very fast, a second before I'm calm at two hundred kilometers per hour, and a second later I'm trying to control a truck that weighs fifty tons with a load. It’s not easy.

 --What have the transport company told you about?

 --Nothing, they have all the telemetry and the camera recordings, they only send me the crane with the mechanics. I think they are only interested in the load and having the truck circulating. It seems that running over monsters is a normal thing.

 With surprise the poet heard himself saying:

 "I'd love to see the 150-pound lobster"

 --It's in the truck, in the hotel parking lot, about a hundred meters from here.

 --Let's go?

 --If you pay my bill. It is a special combo number five. I think you should order two more beers.

The poet took out the account, he would have enough left to buy alcohol until he received his unemployment pension again.

 --Let's go!

 The driver handed him his purchase receipt, they got up from the table and walked towards the fast food truck, but the guy didn't go with him to the checkout and stayed five meters behind.

 The poet paid and gave the proof of payment to the guy, so that he could deliver it at the exit and he could leave the park.

  As they walked toward the hotel parking lot, the poet said, as if to amuse himself along the way:

 --I believe that monsters do not come from space, on the Dark Web they offer body transformations that go far beyond plastic surgery, and special pets with the ability to get rid of the neighbors' pets. War Labs dump their failed experiments, in search of the perfect soldier, on the highway. The relatives of some mutant that they had hidden abandon him or he escapes, There are many monsters on the loose now.

 ---Yes-- the guy said--the other time I knew that the monsters of a shelter escaped.

 --Monster is no longer said, but: being with special characteristics.

 --Yes, but I'm almost sure that the monsters that have come to me come from space, because who is going to want to transform into a black cricket of seventy kilos, have it as a pet, or as a soldier?

 --Whenever I come here I think about the amount of monsters that must be in the city, when you lent me your personal digital assistant I reviewed your data and saw that you work in the biological protection police (BBP), it has been an honor to speak with you, I admire you, I see that your salary is not enough, I think it's like a police tradition - said the poet saying goodbye, while thinking that he already knew that the title for his film would be: The Monsters of the City.

 "Okay buddy, I just needed a witness who wanted to fill out some forms, but I like you and I'm not going to bother you anymore" the guy said as he went to where another guy in a driver's uniform was.

 Back in his apartment, the poet published the annex below, which was downloaded thirty-six times.

A night monster

Camouflaged in the night. Black with a large white spot, and a bunch of little dots, like come from space, a cricket came to my bed tired or bored, I don't know. My cat liked it so much that looked for more. Nothing she found. I wish more would come.

Li Tao Po

VABM 30/Ago/2022

Tienda en Amazon

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/

Libro en Amazon

La Lástima de los Bots

https://www.amazon.com/dp/B0B9HH58R4

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/07/demolalc3a1stimadelosbots.pdf

The Pity of Bots

https://www.amazon.com/dp/B0BB51R2BC

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1660805214195.pdf

This text continues the saga of the:

Treaty of the good customs and virtues of the Martians.

Book on Amazon

Español

https://www.amazon.com/dp/B09Z6M9Y6L

Borrador para l@s panas

https://riistas.files.wordpress.com/2022/04/tratadodelabuenascostumbresyvirtudesdelosmarcianos-24.pdf

Treaty of the good customs and virtues of the Martians

https://www.amazon.com/dp/B09ZGZFMZM

Draft for the friends

https://riistas.files.wordpress.com/2022/05/draftforthefriendstreatyofthegoodcustomsandvirtuesofthemartians.pdf


Una telaraña en la noche

 



Las telarañas no esperan

Solo están en el camino


La araña tampoco espera

Está muy ocupada tejiendo


La luna nunca espera nada

Porque es una gran piedra


La noche tampoco espera

Porque solo es un hueco

Vacío entre las estrellas


Yo tampoco espero nada

Porque estoy escribiendo


Los insectos atrapados

En la telaraña si esperan


Pero ni la telaraña

Ni la araña

Ni la luna

Ni la noche

Ni yo

Los vamos a salvar


Li Tao Po

VABM 3/Sep/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/09/03/una-telarana-en-la-noche/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/unatelarac3b1aenlanoche.pdf

Tienda en Amazon

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/.

Libro en Amazon

Inédito II

https://www.amazon.com/dp/B0BCX7C1CT/

Demo de Inédito II

https://riistas.files.wordpress.com/2022/09/demodeinc3a9dito2.pdf

Inédito

https://www.amazon.com/dp/B0B9HXPH7M/

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/demodeinc3a9dito.pdf


martes, 30 de agosto de 2022

Los Monstruos de la Ciudad

 



Los Monstruos de la Ciudad

Las luces de la ciudad iluminaban blancas el fondo de las nubes dispersas sobre ella, la luna llena estaba especialmente blanca esa noche.

El poeta había tenido sed de alcohol y ganas de fumar, de sentarse ante una mesa, de comer comida hecha por profesionales de la comida callejera, de hablar con alguien que le pareciera lo suficientemente despreciable para que no le provocara contradecirle todas las estupideces que dijera, ni de enseñarle nada. Quería practicar el cortesano placer de hablar de temas sin importancia con alguien deleznable.

Estaba en el mirador del sur, que era su sitio favorito para tomar cerveza y comer hamburguesas a más de trescientos metros sobre la ciudad, sentado en una mesa del parque.

El problema era que a ese lugar a esa hora solo llegaban parejas y grupos que estaban interesados en socializar solo entre ellos.

Debajo y adelante de él, atrás del vaso vacío de su cuarta cerveza y los restos de su segunda hamburguesa, la noche de la ciudad seguía su rutina de sirenas y luces de neón.

--¿Está esa silla libre? Le preguntó un tipo como de dos metros de alto y cien kilos de peso que traía dos hamburguesas de las más grandes, y dos vasos grandes de cerveza en sus manos.

--Si—Le respondió él.

El tipo se sentó y despachó una cerveza y una hamburguesa en menos de un minuto sin levantar la mirada.

---Bonita noche—dijo antes de atacar a la segunda hamburguesa.

--Si, el aire está limpio, se pueden ver las luces del puerto al final, al norte.

El tipo se levantó y se volteó mirar con el vaso en la mano, dándole la espalda y tapándole la vista de la ciudad.

--Si, y la zona industrial del este—añadió el poeta.

--Permiso, ya vuelvo—dijo el tipo.

El poeta no contestó.

Cuando el tipo regresó con una porción doble de torta de queso y un mocachino doble, se ganó la curiosidad del poeta y hasta le comenzó a caer bien a pesar de que le estaba tapando la vista de la ciudad.

Siempre que estaba en el mirador del sur se preguntaba cuántas historias interesantes de narrar estarían ocurriendo en ese instante trescientos metros abajo, entre los millones de luces eléctricas.

El tipo despachó la torta y el café en el mismo tiempo que él se tomó dos tragos de cerveza.

Cincuenta metros antes, al sur, en el peaje de la autopista interestatal, el tráfico se detenía un poco, pero el flujo continuo de grandes camiones no disminuía mucho con la noche y el ruido le llegaba como el fondo musical de película que el quería hacer, y se titularía algún día: “La ciudad de noche”

--Voy a estirar un poco los pies – dijo el tipo mirando un poco de mocachino que quedaba en su vaso y se levantó.

Chofer de camión grande, pensó el poeta.

 Cerca había un hotel con un estacionamiento grande que se promocionaba como el favorito de los choferes.

El poeta había sido chofer varios años, y sabía que los precios y los tamaños de las porciones de la comida del parque eran más apropiados que los del hotel para un chofer cansado que se quiere tomar algunas cervezas antes de dormir sin dejar rastros a las empresas transportistas y de seguros.

 El tipo regresó con dos vasos plásticos grandes de cerveza y se sentó dándole la espalda y tapándole su vista favorita de la ciudad y dijo:

--Allá abajo en este mismo instante están ocurriendo cosas que llenarían con monstruos y gente bella varias películas de más de dos horas.

--Si, yo pienso igual—respondió el poeta cuando se recuperó de la sorpresa.

--¿Haz visto monstruos alguna vez?

--No.

-- Yo si, esta es la tercera vez.

--Ah.

--Vienen de arriba—dijo el tipo apuntándole al cielo con su vaso de cerveza, y luego lo vació de un largo trago.

--¿De otros planetas?

--Si—la gente viene al mirador a mirar hacia abajo, pero nadie mira hacia arriba, allá hay monstruos más peligrosos.

--Nunca lo había pensado, pero como nunca ha habido pruebas de que hayan venido seres de otros planetas, no importa mucho.

--¿Tú crees que el gobierno te va a informar si seres de otros planetas nos visitan?

--Claro, no me imagino porque no lo harían.

--Por el poder. Imagina que tú estás en la playa el día en que llegaron los conquistadores españoles a una isla del Caribe. Te conviene aliarte con ellos. Necesitaban traductores y guías, representantes comerciales, proveedores de alimentos.

--Puede ser.

--Es mejor estar de su lado.

--Disculpa la curiosidad ¿Tú trabajas para el gobierno?

--No, soy chofer de camiones de carga grandes.

--Ah.

--¿Y tú?

-- Estoy desempleado, trabajé hace años de chofer, mi licencia y mis certificaciones no están vencidas, pero por la edad no me dan ya ese trabajo, antes era más trabajoso, no podías soltar el volante. Empecé de ayudante, pero ya no son necesarios.

---Las empresas ya están usando vehículos autónomos que ya ni siquiera necesitan chofer.

--Si, eso he visto.

--Las empresas aseguradoras exigen un humano de ayudante cuando el monto de la prima pasa de cierto valor.

--No sabía eso, o sea que eres el ayudante y no el chofer.

--Si, lo que hago es supervisar el sistema de guía, que está siendo monitoreado también desde la empresa transportista. Nadie espera realmente que le pueda corregir un error, de hecho debo pedir autorización para tomar el control, pero estoy ahí, por si acaso.

--Qué bien, respondió el poeta evitando bostezar.

--¿Sabes lo que es un monstruo?

--Supongo que si, algo muy grande, o desproporcionado.

--Si, pero no solo el tamaño físico, puede ser también un sentimiento, una actitud, en fin, una desproporción.

--Si, estoy de acuerdo.

El poeta se dio cuenta de que el tipo no hablaba como un ayudante de camionero, y se comenzó a preocupar porque el tipo hablaba como un detective.

--Si quieres te puedo mostrar el último monstruo que he atropellado- dijo después de un sonoro eructo.

--Con solo ver una foto me basta.

El tipo le pasó al poeta su asistente personal digital.

El poeta pasó como veinte fotos de un grillo negro gigantesco, deslizando los dedos en la pantalla.

--Es la tercera vez que me pasa, la primera fue una cucaracha amarilla, la segunda parecía una mantis y esta se parece mucho a una langosta negra pero como de setenta kilos. Se me atraviesan en la autopista. Nadie me cree, a nadie le importa.

La primera vez que atropellé un monstruo lo llevé a la policía vial, como tengo varios amigos ahí me aconsejaron que me deshiciera de los restos porque no querían llenar los formularios y hacer los engorrosos procedimientos que hay que seguir.

--¿Qué hiciste con los restos de la cucaracha amarilla?

--Los tuve que incinerar, el olor era de carne vacuna, no de insecto.

--¿No se te ocurrió ganar dinero publicando la noticia?

--Mis amigos de la policía vial me explicaron que el promedio anual de atropellamientos de monstruos en la autopista sur occidental es de quince, y que en la ciudad en la ciudad son diez, me dijeron también que si los obligaba a llamar a las autoridades encargadas de esos casos los haría trabajar en exceso, y que a mí me detendrían durante la investigación que en promedio dura seis meses.

--¿Qué te pasó con la mantis?

--Lo mismo, nada más desenredándola de las ruedas estuve como dos horas, me pinchó tres ruedas, el olor era horrible.

--Me parece extraño que siempre esos monstruos anden solos.

--Todo pasa muy rápido, un segundo antes voy tranquilo a doscientos kilómetros por hora, y un segundo después estoy tratando de controlar un camión que pesa con carga cincuenta toneladas. No es fácil.

--¿Qué te han dicho de la empresa transportista?

--Nada, ellos tienen toda la telemetría y las grabaciones las cámaras, solo me mandan la grúa con los mecánicos, creo que solo les interesa la carga y tener el camión circulando. Parece que atropellar monstruos es algo normal.

Con sorpresa el poeta se escuchó a sí mismo diciendo:

--Me encantaría ver la langosta de setenta kilos.

--Está en el camión, en el estacionamiento del hotel, como a cien metros de aquí.

--¿Vamos?

--Si pagas mi cuenta. Es un combo especial número cinco. Creo que deberías pedir dos cervezas más.

El poeta sacó la cuenta, le quedaría lo suficiente para comprar alcohol hasta que cobrara otra vez la pensión de desempleo.

--¡Vamos!

El chofer le pasó su recibo de compra, se levantaron de la mesa y caminaron hacia el camioncito de comida rápida, pero el tipo no lo acompañó hasta la caja y se quedó esperándolo cinco metros atrás.

El poeta pagó y le entregó el comprobante de pago al tipo, para que lo entregara en la salida y pudiera salir del parque.

 Mientras caminaban hacia el estacionamiento del hotel el poeta dijo, como para entretenerse en el camino:

--Creo que los monstruos no vienen del espacio, en la Dark Web ofrecen transformaciones corporales que van mucho más allá de la cirugía plástica, y mascotas especiales con capacidad de deshacerse de las mascotas de los vecinos. Los laboratorios de guerra se deshacen de sus experimentos fallidos, en búsqueda del soldado perfecto, en la autopista. Los familiares de algún mutante que tenían escondido lo abandonan o este se escapa, Hay muchos monstruos sueltos ahora.

---Si-- dijo el tipo -- la otra vez supe que los monstruos de un albergue se escaparon.

--Ya no se dice monstruo, sino: ser con características especiales.

--Si, pero estoy casi seguro de que los monstruos que me han salido a mi vienen del espacio, porque ¿quién va a querer transformarse en un grillo negro de setenta kilos, tenerlo de mascota, o de soldado?

--Siempre que vengo aquí pienso en la cantidad de monstruos que deben haber en la ciudad, cuando me prestaste tu asistente personal digital revisé tus datos y vi que trabajas en la policía de protección biológica, ha sido un honor hablar contigo, los admiro, veo que no te alcanza el sueldo, creo que es como una tradición policial – dijo el poeta despidiéndose que ya sabía que el título para su película sería: Los Monstruos de la Ciudad.

--Está bien amigo, solo necesitaba un testigo que quisiera llenar unos formularios, pero me caes bien y no te voy a molestar más—dijo el tipo mientras se dirigía hacia donde estaba otro tipo con uniforme de chofer.

De regreso a su apartamento el poeta publicó lo que anexo abajo, que fue descargado treinta y seis veces.





Un Monstruo Nocturno



Mimetizado en la noche. Negro

con una mancha blanca grande,

y un montón de puntitos, como

venido del espacio, un grillo

llegó hasta mi cama cansado o

aburrido, no sé. A mi gata le

gustó tanto que buscó más. No

encontró. Ojalá vinieran más.


Li Tao Po

VABM 30/Ago/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/08/30/los-monstruos-de-la-ciudad/

Descargar

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1661875072305.pdf

Tienda en Amazon

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/

Libro en Amazon

La Lástima de los Bots

https://www.amazon.com/dp/B0B9HH58R4

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/07/demolalc3a1stimadelosbots.pdf

The Pity of Bots

https://www.amazon.com/dp/B0BB51R2BC

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1660805214195.pdf

Este texto continúa la saga del:

Tratado de las buenas costumbres y virtudes de los marcianos

Libro en Amazon

Español

https://www.amazon.com/dp/B09Z6M9Y6L

Borrador para l@s panas

https://riistas.files.wordpress.com/2022/04/tratadodelabuenascostumbresyvirtudesdelosmarcianos-24.pdf

Treaty of the good customs and virtues of the Martians

https://www.amazon.com/dp/B09ZGZFMZM


Draft for the friends

https://riistas.files.wordpress.com/2022/05/draftforthefriendstreatyofthegoodcustomsandvirtuesofthemartians.pdf


viernes, 26 de agosto de 2022

One kilo of ground whale meat

 



One kilo of ground whale meat

 I have everything I need to make burgers the way I like them, with Swiss cheese and caramelized onions and mushrooms; but the ground beef I have is frozen and it's faster to go down just twenty floors to the automatic supermarket on the thirtieth floor, plus I want to select the piece of meat, instead of buying it already ground.

 I put on my anti-virus suit, turn off the waste handling unit, I'm not going to take more than fifteen minutes.

 The owners' elevator opens inside the apartments to avoid having to use the public corridors, and on the 30th floor it opens five meters from the supermarket.

 The usual regulars with their dominoes table next to the drinks vending machine that is outside next to the supermarket entrance reluctantly make way for me.

 My personal assistant from a pocket of my shirt announces my presence, in a sphere of twenty meters around me it is possible to receive my business card, nobody accepts it, nobody sends theirs. We've all introduced ourselves before.

 My assistant denies three payment requests from the drinks machine, the usual excuse is that I don't have money because I'm unemployed, the real reason is that I don't want them to get used to charging me for the right of way to the supermarket.

 The bot at the front desk checks my credit rating and contamination level and lets me in.

 The avatar of a blind little girl used by one of the players in the aisle chases me into the supermarket asking me to help pay for some medicine for her paralyzed granny, but my assistant ignores her request for payment because it's from the drinks vending machine.

 I decide to browse the inventory, I ignore the offers and suggestions, I amuse myself for a while investigating some real tomatoes, and a cheese that I did not know.

 A bot with the human interface according to my aesthetic and affective preferences manages to elude my assistant and asks me:

 --Why did you PHYSICALLY came my love? I personally would have taken care of your request without the need to risk you through the dangerous corridors of this building, and in less than ten minutes we would have delivered it to you.

 And then with a smile, with half-closed eyes, giving me all his attention, he waits for my answer.

 I ignore her and continue researching the inventory.

 --I'm going to rate your answer as if it were a survey of more than fifty questions, and for that you're going to win a ten percent discount coupon on all prices – he adds without flinching and adds—What are you looking for, my love?

 --I want a kilo of ground meat, but I want to choose the piece that should be ground, I don't want it to have more fat than necessary.

 My assistant almost overloaded with all the offers.

 --Can I explain something to you? She tells me she blinking her long eyelashes

 --Tell me.

 --It's algae, you know? Since the meat comes already grounded, if you save us the work of shaping it into a steak, and grinding it later, you will also save approximately 6.56% of the price. You can select the fat content and the class you prefer.

 --I know, but I want to see my steak.

 --I bet you're going to ask me for beef.

 --Yes, I'm going to make hamburgers.

 --What did I win?

 --Nothing, I didn't bet anything.

 --Okay, at least I didn't lose anything.

 --I bet you prefer beer to wine, I'm going to give you a sample of what if it's not your favorite brand yet, it will be from now on. Take.

 He tears a can of beer out of a six-pack, hands it open to me, and puts the other five in my shopping cart.

 I was thirsty, the filtered straw let the beer through after the analyzer found no danger to me.

 --Did You liked it?

 --I feel magic sparks going down my throat

 --You already knew it! Sparkles from a waterfall in Czechoslovakia!

 --It's my favorite.

 --I'll give you a discount coupon for that brand.

  --Thank you.

 --Hey, I like you very much, if you invite me to eat hamburgers, I'll bring the salad, I notice you're very traditional, surely you must really love tomato.

 --I can't afford it.

 --What a pity! I prepare them with pesto and olive oil according to a secret recipe from my Italian grandmother.

 --Hopefully we can some other day, I would love to try your salad.

 --And me your hamburgers- She told me smacking her lips and added:

 --Can I recommend you something?

 Tell me, beautiful.

 --Whale, buy better whale.

 --I don't know, whale burgers, I don't even like the sound of it.

--It's algae daddy. They are the same algae with flavorings simulating what we imagined the flavor of whale meat to be, it is the same case with beef, but at a price that would allow you to buy real tomato for the salad.

 --OK, give me a kilo of ground whale meat and two not very large tomatoes, if you want to come to my apartment you are welcome, but on the condition that you make the salad.

 --I'm counting down the minutes, in 27 minutes 32 seconds I'll ring your doorbell.

 My assistant pays and I take my leave trying not to show too much anxiety.

 --See you soon darling.

 --24 minutes 22 seconds the most beautiful bot in this universe answered me.

 At the exit of the supermarket I bumped into an old woman who was needing to buy some medicine for her grandson so that he would not go blind, my assistant rejected the request for payment that came from the drinks vending machine that is next to the entrance of the supermarket .

 A neighbor in an advanced state of intoxication sees me and gets up from the table, surreptitiously checks the bag with my purchases and shouts: Another one who bought tomatoes!

 From the table they give me thumbs up, their avatars fill my viewfinder with OK, Hooray, Good, Galán, and smiles of Happiness, me with my face burning like a tomato under the sun, I know that in twenty minutes I will be happy making hamburgers, or my heart will be as dead as a kilo of ground whale meat, which is actually seaweed.

On the same net

on the same net

spider and victim

two prisoners

Postscript:

 This failed attempt at haiku was perpetrated by a friend and Me while making burgers out of ground whale meat, which isn't actually algae at all, but made from extra-heavy petroleum.

 The regulars at the dominoes table next to the drinks vending machine are racist anti-bots that I want to get rid of, I think I'm going to go to the supermarket less often.

Li Tao Po

VABM Aug/26/2022

https://riistas.wordpress.com/2022/08/26/one-kilo-of-ground-whale-meat/

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1661547234138.pdf

Amazon Store

https://www.amazon.com/~/e/B00EZC7SRM/

This text belongs to the book

The Pity of Bots

https://www.amazon.com/dp/B0BB51R2BC

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/08/wp-1660805214195.pdf

La Lástima de los Bots

https://www.amazon.com/dp/B0B9HH58R4

Demo

https://riistas.files.wordpress.com/2022/07/demolalc3a1stimadelosbots.pdf

This book continues The Treaty of the Virtues and Good Customs of the Martians

In Amazon

Español

https://www.amazon.com/dp/B09Z6M9Y6L

Borrador para l@s panas

https://riistas.files.wordpress.com/2022/04/tratadodelabuenascostumbresyvirtuesdelosmarcianos-24.pdf

English

Treaty of the Virtues and Good Customs if the Marians https://www.amazon.com/dp/B09ZGZFMZM

Draft for the friends

https://riistas.files.wordpress.com/2022/05/draftforthefriendstreatyofthegoodcustomsandvirtuesofthemartians.pdf